Por llevar a la práctica los valores del colegio, por encarnar el Magis Ignaciano, por su crecimiento hacia la sencillez, el trabajo, el compromiso y por tantas otras cualidades es que este año, nuestro estudiante de IV° Medio A, José Pablo Regeasse Pérez, obtuvo el Premio Espíritu Misionero. Aquí, su apreciación sobre éste, el reconocimiento más importante que otorga nuestro colegio a sus estudiantes.

José Pablo Regeasse Pérez, IV° Medio A:

«El premio Espíritu Misionero significa muchísimo. Para mí es un orgullo enorme y me hace muy feliz. Significa que todo lo que fui en La Misión dio sus frutos, junto con todo lo que aprendí y los errores que cometí. Creo que muchos de esta generación son merecedores de este premio, sobre todo aquellos líderes que me acompañaron en todos estos años de crecimiento siendo parte del Centro de Alumnos o participando en todas las actividades de formación que el colegio nos da, ya sea aprendiendo o enseñando. Es difícil hacer un recuento de todo lo logrado y hecho durante estos años, y creo que la actitud frente a tanto trabajo, sin esperar mucho a cambio, fue algo en lo que se fijaron a la hora de elegirme. El espíritu misionero al final lo tenemos todos; todos fuimos hechos con la misma masa, y aunque sea un premio sumamente importante, es necesario decir que no hay solo un ganador».