Luego de siete meses, este lunes 19 de octubre, nuestros estudiantes de IV° Medio regresaron a colegio de manera presencial. Dos de nuestros jóvenes nos relatan cómo fue esta experiencia.

Javiera Lorenzini Parker, IV° Medio A:

«Han sido siete meses donde hemos cambiado mucho; volví a ver caras que conocía, pero que se sentían distintas a la distancia, entonces si bien fue un poco extraño el primer día, fue súper rico salir de la casa, poder ver a profesores, auxiliares, compañeros y sentir que no todo estaba tan perdido como lo sentíamos cuando nos decían que IV° Medio no sería como esperábamos. Hemos tenido hartas actividades formativas y de contención que son las que más me han hecho sentido y las aprecio mucho. Es súper bueno volver y pasar materia presencialmente, pero algo que me enseñó la cuarentena es que no sirve de nada aprender tanto si no puedo hacer las cosas que me gustan ni ver a las personas que quiero. Siempre tuve la fe y el optimismo de que íbamos a volver y aún tengo esa chispita de esperanza de que se puedan hacer actividades que uno espera . Eso fue lo que más me mantuvo a flote este tiempo».  

Vicente Vargas Vallejos, IV° Medio B:

«Reencontrarnos fue una sensación extraña, porque fuimos de los primeros colegios en volver y no me lo esperaba; me sentía raro por los protocolos, con miedo por cómo iba a salir todo, pero feliz porque me dieron la oportunidad de volver a ver mis compañeros. En un inicio sentí ansiedad, pero tenía muchas ganas de volver. No sé si este año está ‘todo perdido’ por definirlo de alguna forma, pero sí menos aprovechado, porque que se supone que IV° Medio es para poder gozarlo, disfrutar todo lo que hemos hecho estos años y sentir la sensación de ser los mayores. Ahora, después de unos días, la ansiedad ya no está y estoy más tranquilo. Valoro en un 100% poder disfrutar de algo que no pudimos vivir en todo el año. Dentro de todo lo malo, esto es lo mejor que nos pudo pasar».