Durante estos meses, el Departamento de Deportes se ha propuesto mantener el vínculo con los estudiantes a través de diferentes herramientas audiovisuales como entrenamientos con teleconferencias, cápsulas de videos, desafíos, participación en Challenge UC y redes sociales, pero especialmente, con mensajes de diferentes personas relacionadas al colegio y al deporte para concientizar que su práctica regular es fundamental para mantener la salud integral.

En esa línea, la Coordinadora de Deportes, Francisca Ramírez, explica la importancia de que niños y jóvenes se mantengan físicamente activos en cuarentena. El objetivo: tonificar la musculatura, evitar lesiones y enfermedades asociadas al sedentarismo, mantener hábitos de vida saludables para mejorar el sistema inmunitario y una buena salud mental. Francisca entrega algunas claves para entrenar en casa.

«Es importante considerar las medidas de seguridad como el uso de los espacios y materiales adecuados, repetir rutinas que se practican en clases y tomar conciencia del cuerpo, reconociendo las limitaciones y así no llevarlo a situaciones extremas que puedan provocar lesiones. Finalmente recalcar que se debe acompañar de hábitos de alimentación e higiene adecuados», aconseja.

Sasha Frings, ex alumno de la Generación 2005 y seleccionado de básquetbol, fue uno de los participantes de las transmisiones en vivo organizadas por Deportes La Misión mediante Instagram. Este deportista señala que si bien su afición por este deporte viene de su padre, comenzó a practicarlo en el colegio, y a los 14 años ya era profesional. Recuerda que desde el año 2001 el colegio comenzó a impulsar la práctica de básquetbol. «Ahí partimos con mis compañeros, el colegio nos empezó a dar permiso para los campeonatos y tuvimos muy buenos resultados; muchos chicos se motivaron a jugar», señala.

«Creo que, ahora, lo principal es cuidarse la alimentación, no perder el ritmo haciendo bicicleta y flexiones, porque el ejercicio es lo esencial. Un deportista no tiene que rendirse, entrenar, querer ser el mejor y aprender a escuchar. A mí me ayudó mucho tener un par de entrenadores que me ayudaron a mejorar y que tenían el real interés de enseñar. Ellos se dedicaron a enseñarme y yo a escucharlos. Así pude dar el salto de calidad cuando lo quise dar», menciona.