Lenguaje

Nuestra opción como colegio ignaciano, no contempla sólo lo académico en relación con la excelencia, sino, sobre todo, la dimensión valórica que impregna los estudios y el desarrollo escolar. Por esto, hemos puesto al servicio de nuestros alumnos todos nuestros esfuerzos y una amplia gama de materiales conducentes al dominio de la lengua castellana, con  énfasis en la los temas valóricos y psico-afectivos, con actividades escritas y orales. Buscamos, día a día, poner a disposición del alumnado lo necesario para avanzar en el dominio de nuestra lengua, con todos los beneficios que esto trae consigo.

El estudio de nuestro idioma y de la comunicación son transversales e indispensables para una humanidad más plena. Está claro que la adquisición del lenguaje hará posible la consecución de conocimientos y el desarrollo de habilidades en otras áreas. Para ello, durante este año hemos realizado actividades que buscan incrementar las competencias en la lectoescritura y de expresión oral en nuestros alumnos; desarrollar profundamente las habilidades de comprensión lectora, mediante un plan sostenido de lectura y análisis, el que se verá reforzado el próximo año; incrementar el vocabulario de forma sistemática; incorporar talleres e instancias de debate en la programación anual; realizar salidas culturales, relacionadas con autores nacionales o hitos de la literatura chilena; fomentar el gusto por las manifestaciones relacionadas con el área del lenguaje: cine, teatro, debate, creación literaria; y potenciar los valores ignacianos  del servicio, conciencia social y el Magis Ignaciano.

Nuestros alumnos deben ser jóvenes conscientes de la importancia del lenguaje, ya que sin él nos empobrecemos. La lengua es un instrumento maravilloso que nos permite comunicarnos y crear nuevos mundos. A partir de la enseñanza formal del lenguaje, su estructura, sus relaciones internas, los medios de comunicación masivos o el análisis de un delicado poema, transmitimos el valor de la palabra, no sólo como una herramienta práctica, sino como un elemento que se convierte en belleza, en trascendencia.

Integrantes: Cristián Domínguez R., Ana Elisa Soto H. y Paula Aicardi A., profesores de Lenguaje.